Hola, ¿cómo estás? Yo muy contenta. Porque el pasado sábado se celebró la primera jornada inclusiva en la Comunidad Valenciana bajo el nombre “Inclusión. El camino que queda por recorrer”.

La organizó la asociación de educadores de Valencia. Y estuvo muy interesante.

.

Tanto educadores especiales y demás profesionales de educación, como profesionales de apoyo (terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas), asociaciones, una abogada representante del colectivo, e incluso representantes políticos pudieron expresarse.

Bajo en el vídeo podéis ver una parte de los temas que se trataron. Grabé la mayoría, excepto la mesa política (La verdad es que, por mis prejuicios hacia los políticos, pocos o ninguno me resulta creíble. Y menos cuando de cinco solo uno de ellos se quedó a escuchar al resto de ponencias)

(ABAJO PONDRÉ EL VÍDEO RESUMEN, DE MOMENTO TENÉIS VÍDEOS EN STORIES DE INSTAGRAM)

.

Antes de comentar más sobre la jornada, quiero que reflexionemos sobre qué es, para qué, cómo y dónde se lleva a cabo la inclusión.

.

.

¿Qué es inclusión y qué diferencia hay con integración?

.

.

Para mí, incluir es facilitar espacios abiertos a la escucha y comunicación real entre los presentes.

Es estar presente y no solo estar.

En este vídeo ponía usaba como ejemplo el quitarle la connotación negativa a un gato negro.

A veces, podemos caer en pensar que la inclusión es cosa de personas con discapacidad o necesidades especiales. Pues ¡nanai de la china!

.

La inclusión nos beneficia a todos. Pone en valor la diversidad, como una característica que enriquece las relaciones humanas.

.

Entonces no es simplemente que un niño con neurodiversidad (por ejemplo, con parálisis cerebral) esté en el aula con niños neurotípicos.

Esto sería integración. En el que aunque están en un mismo espacio, se sigue poniendo el foco en el elemento diferenciador, en la etiqueta (parálisis cerebral, síndrome de down, trastorno del espectro autista,…)

Integrar es cuando crees que dejas al otro estar en un espacio destinado para ti.

.

La inclusión va más allá.

.

Porque en un ambiente inclusivo (físico pero sobretodo mental) el foco está en atender las necesidades y peculiaridades de cada niño de la mejor forma, tenga o no discapacidad o diversidad funcional. Y educar en valores, como el respeto, la flexibilidad y la tolerancia hacia nuestras diferencias.

Es dejar ser, y compartir un espacio común para ambos.

.

.

.

Beneficios de la inclusión:    

.

.

Ya sabemos que la inclusión nos beneficia a todos. Pero ¿en qué sentido? En un ambiente inclusivo idílico se promueve:

.

  • Creatividad

Adaptar espacios, juguetes, actividades a cada niño estimula la creatividad y el sentimiento de competencia de hacer o pensar en algo único.

.

  • Cooperación

Se potencia la colaboración entre las personas, en la familia, entre los alumnos en las aulas. Así mientras a unos se les dan bien unas cosas a otros otras, y pueden ayudarse mutuamente.

.

  • Pensamiento divergente

Ver que hay otros caminos de acceder o de hacer las cosas es muy enriquecedor. Favorece un pensamiento crítico y flexible.

.

  • Habilidades resolutivas

Comprobar que para cada dificultad hay una solución favorece la resolución de problemas y la superación personal.

  • Aceptación y valorar las propias diferencias y necesidades

Cuando se normaliza la diversidad, es más fácil aceptarse a uno mismo y a los demás. No temer las diferencias ni buscar ser igual que los demás o guiarse por “estándares” sino valorar lo que nos hace únicos.

.

  • Educación en valores

La inclusión se basa en el respeto, la igualdad de oportunidades y la responsabilidad. Así que crecer en un ambiente inclusivo es muy beneficioso.

.

  • Autoconocimiento

Un espacio inclusivo es un espacio que atiende las inquietudes de cada niño por igual. Un área de escucha, búsqueda y desarrollo de potenciales según los gustos y habilidades de cada peque.

Esencial para que no sienta que tiene menos oportunidades o vea sus necesidades especiales como algo negativo.

  • Desarrollo psicomotor seguro y respetuoso

También es un espacio de contención, en el que el niño se puede expresar y mover libremente sin miedo a ser juzgado. Se respeta su iniciativa.

Y el adulto interfiere lo mínimo, sólo para poner límites necesarios (para garantizar el respeto y la seguridad, no hacer ni hacerse daño)

.

.

¿Qué aspectos hacen posible la inclusión?

 

Últimamente se habla mucho de inclusión a raíz de las nuevas políticas inclusivas. De si es o no realista lo plasmado en un papel. Se habla de inclusión real y no solo de un etiquetado de centros educativos.

Tú que estás leyendo estas líneas ¿para ti qué hace posible la inclusión real?

Para mí son varios aspectos:

.

  • Presencia, ser y estar

El niño o la persona se tiene que sentir parte del grupo donde esté.

Para eso, no vale con simplemente estar anclado en el aula. Se tiene que sentir tomado en cuenta, valorado al igual que los demás, capaz de participar y con las mismas posibilidades que el resto para tener éxito. ¿Cómo? Siguiente punto.

.

  • Adaptaciones necesarias:

Para que pueda participar en las actividades, será necesario adaptarlas a sus capacidades.

A veces habrá que probar hasta que el recurso funcione. Y entonces, compartir esta información a los demás profes, a sus compañeros, a las familias, a todo aquel que esté en el entorno del niño.

Por ejemplo, explicar que igual que un niño con problemas de visión necesita gafas, un niño con discapacidad física puede jugar con los demás en el patio pero con ciertas adaptaciones.

.

  • Mente abierta:

Revisar constantemente nuestras creencias limitantes para no suponer una barrera ni para nosotros ni para los demás.

Se tiende a pensar que una persona con discapacidad no puede hacer algunas cosas y que necesita ayuda para la mayoría. Cuando cada situación es diferente.

E incluso personas gravemente afectadas, pueden ser autónomas para según que tareas y en según que entornos.

Darle una vuelta a estas ideas, y buscar nuevas opciones constantemente entre todos es imprescindible.

Además, no dar nada por sentado ni infravalorar. Sea cual sea el nivel de discapacidad, debemos hacer sentir a la persona capaz ya que es súper importante para su autoestima y su autovaloración.

.

  • Educar en respeto y normalizar la diversidad:

La naturaleza curiosa de los niños les hace preguntar y más acerca de aquello que se sale de lo común.

Dependerá de las respuestas que reciban de los adultos su concepto acerca de la discapacidad.

.

Es importantísimo en edades tempranas el mensaje que estamos transmitiendo a nuestros peques.

.

Veamos dos posibles situaciones:

Un niño vea a una persona en silla de ruedas en el autobús y pregunté: ¿Qué te ha pasado?

  1. Quien está al cuidado le responde: “Ven, no molestes al señor” Y luego susurrando le diga que está malito o quiera camuflar la realidad.
  2. Se le deja al niño preguntar con permiso del hombre: “Si le incomoda la pregunta, nos dice”. El hombre le cuenta por qué se desplaza en silla y siguen hablando con naturalidad.

..

¿Qué opción te agrada más?

A mí infinitamente la opción 2. En el primer caso, el niño recibe el mensaje que su curiosidad es algo negativo y que puede ser molesto para una persona con discapacidad. Además, que recibe información no contrastada y que posiciona a la persona como “pobrecito”.

En el segundo, se premia la curiosidad innata del niño con permiso de la tercera persona. Y con ello, se posibilita la normalización y una información de primera mano y no suposiciones.

.

  • Trabajo en equipo:

La inclusión es un estilo de vivir y de pensar, más que algo tangible (que también, por las adaptaciones del entorno y la eliminación  de barreras arquitectónicas)

Y para promover la inclusión se debe hacer desde todos los ámbitos: familiar, social, educativo, laboral, de ocio…

.

Así que si buscas inclusión, empieza por promoverla en tu hogar.

Planta esa semilla en el corazón de tu familia. Así tendréis una base sólida, unas raíces fuertes sobre las que poder construir en otras áreas.

.

Si tus hijos viven de forma inclusiva en casa, les será más fácil proporcionar alternativas en el cole o con sus amigos y a ejercer su derecho a ser incluidos.

Igual sabes que necesitas un cambio pero no sabes por dónde empezar. Es normal, si es así, escríbeme.

Comunicación, comunicación y más comunicación.

.

Un recurso útil y práctico:

Reunirse o escribir una carta a los educadores con lo que os sirve, para facilitar las cosas. Y en sentido inverso. Los profesionales de cada área que lo conocen en la escuela o en terapias, trasladar sus impresiones y los recursos que les pueden ser útiles a la familia, hablándolo o en un diario.

.

  • Mirada comprensiva:

Cada persona y cada familia hace lo mejor que puede con lo que tiene.

.

Evitar los juicios que nos separan, y dialogar de igual a igual.

.

Puede ser que tengamos una visión diferente sobre un tema. Genial, la diversidad es riqueza.

Que las diferencias no sean motivo de conflicto, para ello el objetivo común bien presente: el bienestar del niño y la familia.

Con sus sub-objetivos según cada familia y sus necesidades. Las decisiones son de la familia, los profesionales simplemente damos información (y, a veces, consejo si nos lo piden).

.

Ayer en el tren iba una madre y un niño que de repente se puso a llorar a todo pulmón y no paraba. Parecía que fuera al matadero. Se le escuchaba dos vagones más allá. Resultado, todo el mundo girándose mirando la escena.

Me incluyo, yo también me giré un segundo por tanto berreo. Algunos miraban con caras de reproche, o de incomodidad.

Entonces, vi la cara de la madre nerviosa, incómoda, y tratando de que el niño parara de llorar pero desde el agobio con lo cual el niño aún lloraba más.

Fue ya al bajar del tren que la mamá pudo calmarse un poco y cogerle en brazos para lograr calmar a su niño. 

.

Lo que quiero decir, es que en una situación de por sí complicada, si añadimos presión y juicios, lo único que conseguimos es aumentar la carga emocional y el estrés.

Seamos comprensivos, hablemos como si le habláramos a una amiga y respetemos.

.

  • Información adecuada sobre las necesidades especiales:

.

¿Cómo vamos a incluir las necesidades de quien sea, sin conocerlas siquiera?

Difundir la información, compartirla y que llegue a todos los entornos es clave. Tanto para atender de la mejor forma, como para desmitificar y entender situaciones.

Por ejemplo, si alguien nos explica que una persona necesita más tiempo para reaccionar, podremos adaptar los turnos de palabra.

O que un nene con los sonidos fuertes le cuesta más controlar sus músculos, sabremos que es mejor que cambie de aula antes que el resto y de que suene la campana.

Seguro que se te ocurren muchos más puntos. Me encantaría y seguro que a otros que se pasen por aquí también, que los apuntes y los escribas en comentarios.

Así contribuimos entre todos.

.

.

¿Qué dificulta la inclusión real?

.

.

No nos quedemos en lo que lo propicia. Algunos aspectos ya los hemos mencionado así que solo los citaré.

.

  • Los juicios, los opinólogos:

.

Personas que se atreven a aconsejar u opinar cuando nadie les ha preguntado y sin saber lo suficiente de la situación.

Los conocerás por los “deberías…”, “yo en tu lugar…” y sus miraditas que te hacen sentir mal. No caigas en sentirte mal y pasa de ell@s, hazme el favor. O mejor, responde con educación pero mostrando que no necesitas ni te ayudan sus consejos. Tras la incomodidad inicial, te sentirás poderos@.

.

  • El ego profesional y el decidir por los demás:

Pensar que yo, fisio, por cursar un máster en neurorrehabilitación, formada en atención temprana, sé valorar la espasticidad y el nivel de funcionalidad etc…ya sé todo lo que tengo que saber del niño que tengo delante y sus necesidades ES UN ERROR.

ERROR con mayúsculas y negrita además. Aunque sepa de las alteraciones del movimiento y aprenda continuamente… Quienes conocen verdaderamente al niño o usuario son la familia y la propia persona o personita.

Los verdaderos expertos como decía Toni Grau en su charla.

.

  • La falsa empatía:

.

Quiero creer que son personas con la mejor de las intenciones pero que la cagan, igual que los opinólogos.

Tratan de ponerse en tu lugar pero desde la distancia, con su visión y creencias sesgadas y sin escuchar. Son quienes miran con compasión o dicen “ay, pobrecito. ¡Qué lástima!”.

O al contrario, minimizan tu sentimiento: “no pasa nada, ya verás”

.

  • Problemas de comunicación con el entorno:

Son los tres monos del whatsapp o los tres budás. No oigo, no hablo, no veo.

El “habla chucho, que no te escucho”

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay 

Te aconsejo que percibas cuanto antes cuál de estos tres problemas de comunicación tienes y con quien, para tratar de resolverlo.

  • La cantidad influye en la calidad. El ratio:

El ratio es la cantidad de alumnos por profesor, o por terapeuta. Para dar una atención de calidad, personalizada y enfocada a necesidades de cada alumno o cada usuario se requiere de presencia y tiempo con cada uno.

Si, por ejemplo, en el aula hay 30 niños con un docente, difícilmente tu hijo va a sentirse escuchado. Y no sólo él, sino ninguno.

.

  • Indefensión aprendida. El desinterés o el pensar que no se puede hacer nada

Los recursos son importantes, pero la disposición, las ganas lo son más. Si alguien quiere algo y se lo marca como objetivo, no importa lo difícil que sea, lo conseguirá.

.

Pero si siente que no puede o está desilusionad@, no lo hará aunque tenga todos los recursos necesarios a su alcance.

.

Y esto pasa tanto con los adultos como con los niños. Se le  llama indefensión aprendida. Y es cuando alguien está hart@, quemad@ de una situación pero a su vez, piensa que no tiene opción a cambiar ni decidir. También pasa en el síndrome del cuidador.

Por ello es tan importante que escuchemos las demandas de los peques, que validemos sus sentimientos y que se sientan capaces de decidir.

  • La falta de recursos para la inclusión y la administración:

Los recursos como disponer de personal de apoyo, ascensores y baños adaptados en colegios, crear talleres formativos etc son necesarios.

Cuando una familia elige un centro, si este no dispone del personal y las adaptaciones necesarias se han de crear o facilitar.

Es la obligación de las administraciones y es un derecho de cada familia poder elegir el centro.

No nos engañemos, dinero en las arcas públicas hay (y personal de apoyo en el paro buscando empleo, también). La cuestión es para qué se destina, qué se prioriza.

Conozco casos de familias que les han mareado hasta la saciedad “porque no hay plazas, porque id a tal colegio aunque te venga mal que allí sí tiene los recursos, o vete a la opción combinada…”.

Este es un parche y no es la solución.

A veces la administración lo pone difícil. Y en estos casos, como bien dice Sandra Casas, abogada defensora de familias en estas tesituras, hay que pelear por los derechos. Se ganan los casos y el nene consigue ir al cole de su barrio con sus amigos, pero hay que hacerlo con ayuda de alguien que sepa.

.

¿Y para ti, qué dificulta hacer posible una inclusión real?

.

.

7 ejemplos de inclusión que he vivido:

.

  • Escuela de verano inclusiva:

En la asociación Acavall (asociación de terapia asistida con animales), participé varios años en una escoleta de verano como monitora voluntaria de niños con y sin discapacidad o necesidades especiales.

Allí se planeaban las actividades y juegos de ocio inclusivo para que todos pudieran participar y disfrutarlos. Cada niño contaba con un personal de apoyo, los voluntarios y además los responsables de la escoleta.

.

  • Talleres de ocio inclusivo:

Cuando estuve como voluntaria en Avapace (asociación valenciana de parálisis cerebral) el centro de día para adultos de Senabre, habían varias aulas según las necesidades de cada persona. Y/o también según sus preferencias y las actividades que eligieran.

Así se realizan varios talleres y actividades: de música, de pintura, de fotografía, de excursiones, de deporte como boccia, de estimulación sensorial, de paseos, etc.

.

El grado y tipo de discapacidad variaba bastante, pero no importaba. Todos están a gusto y en una comunidad que les hace sentir bien.

.

  • Aula inclusiva en un centro para adultos con TEA

 Foto de El pupite de Pilu

En el aula de una unidad de APNAV (Asociación valenciana de padres de personas con autismo) se pusieron pelotas viejas de tenis cortadas a las patas de las sillas para así evitar el ruido al arrastrarlas.

El ruido suponía una alteración y mayor falta de atención para varias personas con autismo, debido a sus diferencias en cuanto a integración sensorial.

.

  • En la universidad y de fiesta:

Al cursar el primer año en la universidad, un compañero de clases de mi grupo no oye y requería de una asistente de lengua de signos para seguir las clases.

Un día nos fuimos de fiesta y el tío bailaba mejor que todos nosotros, ¡y sin oír la música!

Sólo percibiendo las vibraciones.

.

  • Yoga inclusivo:

Imagen de Jonathan Sautter en Pixabay

El año pasado tuve el placer de asistir a clases de yoga adaptado de ASPAYM-CV, en el que íbamos personas con distinto nivel de capacidades motoras.

Con y sin discapacidad. Algunos necesitábamos más ayuda con algunas assanas, otros necesitábamos menos. Pero sin barreras para la participación y la práctica de la conciencia plena.

Este año se realiza como taller en la unidad que he comentado antes para personas con TEA. El viernes fui a conocer al grupo.

¡Es todo un cambio! Y es bonito cómo se inician y cuando consiguen momentos de conciencia corporal y atención en la actividad.

.

.

  • El congreso por la  inclusión “Lo diverso en la diversidad”

.

Al que asistí en febrero de 2019. Normalmente cuando he ido a congresos sobre discapacidad o diversidad funcional, se han centrado en el aspecto médico o terapéutico.

Este fue diferente y bonito, ya que se centró en el SER, en el aspecto más humano y social.

.

En transmitir que las personas con discapacidad son personas más allá de su diversidad, que sólo es un aspecto más.

Y que participan, hacen ejercicio y deporte, sienten, sueñan y crean iniciativas para defender sus derechos.

.

Os dejo un enlace a su canal de youtube, donde quedaron grabadas todas las ponencias. Las recomiendo, no tiene pérdida ninguna de ellas.

  • Inclusión familiar

En mi finca vive una familia con dos hijos. Uno de ellos es A, y tiene autismo y le chiflan los trenes y el metro. Muchos días veo como su padre o su madre se desvían de su ruta y le acompañan al metro, y sonrío.

A sonríe aún más, eso le hace sentir bien y en calma. Tienen en cuenta sus intereses, eso es amor e inclusión familiar.

Cuánto aprendo de ellos…

Oye, seguro que tú tienes tus propios ejemplos. No te los guardes, y cuéntanoslo.

.

.

LA 1ª JORNADA INCLUSIVA EN VALENCIA.

.

.

La jornada se celebró el pasado sábado por la mañana 23/11/2019, aquí la foto de la organización y las ponencias.

Me pareció una iniciativa muy necesaria e interesante, y más dados los cambios normativos en cuanto a educación y políticas inclusivas.

Se centró en cómo está actualmente la inclusión en los colegios y centros educativos tanto ordinarios como específicos y ocupacionales sobre todo en Valencia y, en general, en España.

Recordé aspectos sobre la inclusión y cómo impulsarla desde mi área hermosa (la fisioterapia). Y también aprendí de la visión de personas desde sus áreas. Sobre todo cómo compaginarnos mejor para ser un verdadero equipo.

Conocí de primera mano a profesionales, asociaciones y sus inquietudes. Muchas compartidas.

Y lo que queda por recorrer, como bien refleja el título de la jornada. Inclusión de familias, de todos los niños y personas pero también de profesionales.

Ya que aún algunos quedan fuera de las decisiones, reuniones y actividades formativas de los centros. Incluso a algunos como los educadores especiales no se les reconoce su valor desde la administración, o no quedan claros sus derechos.

.

Lo que más me gustó de la jornada inclusiva:

 

  • La diversidad:

El contar con diversos profesionales y usuarios con sus diferentes visiones e inquietudes personales pero unidos por un fin común: garantizar la inclusión de los niños y sus familias en el contexto educativo.

.

  • Tener presente que el niño y la familia son el centro

Quienes deciden lo relevante para sus vidas, y entorno a ello trabaja el equipo. Lo que se llama modelo centrado en la familia.

  • Dejar claro que trabajar juntos no es lo mismo que trabajar en equipo.

Y que se necesita diálogo entre todos, cooperación en vez de competitividad y establecerse objetivos comunes.

.

  • Recalcar que todos los niños, tengan o no diversidad funcional, y en todas sus etapas formativas se benefician de una visión inclusiva a la vez que realista.

.

  • Se comentó que para una inclusión real, aún queda mucho por hacer. Y que algunos centros bien por falta de formación del equipo y/o falta de recursos aún no garantizan dicha inclusión de verdad.

.

  • A pesar del punto anterior, me gustó saber que todas las familias tienen derecho a elegir el centro para sus hijos.

Y que si la administración no lo acepta por falta de recursos, hay opciones legales para reclamar con éxito. Ya que su obligación de proporcionar los recursos necesarios en el centro que se elija.

.

  • Por último, aunque no menos importante, el sitio dónde se celebró. Amplio, accesible y acogedor, con cafetería. Ubicado al lado de la playa de Alboraya, con un estilo surfero y que propiciaba un ambiente cercano.

.

.

Sugerencias para mejorar en futuras ediciones:

.

.

Son puntualizaciones, pero ante todo, si alguien de las jornadas lee esto, dar las gracias. Tiene su mérito y se valora mucho haber participado u organizado un espacio tan necesario y fabuloso para tratar este tema.

.

  • La limitación en el tiempo para las ponencias y ronda de preguntas o comentarios, por lo que algunas fueron muy breves y quedaron cosas por decir.

.

  • Aunque estuvieron presentes muchas figuras del ámbito de la educación especial, profesionales de apoyo y asociaciones, faltaron otras.

.

  • Los representantes políticos son los que pueden cambiar la administración y leyes en materia de inclusión y educación.

Ya que se les invitó, veo más interesante en vez de que arrojen su discurso y se marchen, que respondan a preguntas e inquietudes de los profesionales, familias y asociaciones en las que repercute sus programas.

.

  • El frío, no iba la calefacción para un espacio tan grande. Igual en futuras ediciones, si se celebra en un mes más cálido, la asistencia igual es mayor.

.

  • Al ser la primera, considero que fue como un marco de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Para futuras estaría bien que fuera una jornada dirigida a la práctica. Igual evaluando las necesidades de los asistentes para aportar recursos que puedan realizar en las aulas o en las familias. Y con algún tipo de registro de feedback.

.

.


.

.

Y tú, ¿has estado alguna vez en alguna jornada sobre la inclusión?

Te recuerdo que puedes descargar tu REGALO GRATIS para “VIVIR SIN LIMITES SI CONVIVES CON DISCAPACIDAD O NECESIDADES  ESPECIALES”

.

Un abrazo y no lo olvides, ¡tú puedes!


.

Personas y recursos mencionados en el post:

.