Buenas,  me llamo Esther y esta semana se ha celebrado el día del cuidador así qu este MovIn’ audio, podcast o como lo queráis llamar va sobre el cuidador y el cuidador familiar.

.

Mi familia y yo lo somos también. Ahora contamos con ayuda, pero no siempre ha sido así. Y sé que a veces, la tarea de cuidar resulta complicada.

Así que aquí mis impresiones y mis propuestas según nuestra propia experiencia.

.

¿Qué es el síndrome del cuidador?

.

El cuidador,  ese gran olvidado muchas veces por sí mismo. Porque tanto priorizas el cuidado hacia el otro, hacia tu familiar o la persona querida que te olvidas de las propias necesidades.

.

Y si es así y no te da cuenta, con el  tiempo se puede llegar a un desgaste que es lo que se llama como:

.

Síndrome del cuidador o burnout.

Vamos, lo que se viene llamando estar quemado.

.

Y para evitarlo os voy a proponer algunas puntos que nos han servido a nosotros:

.

.

Para cuidar a otros, empieza por cuidarte

.

.

Es lo que se suele decir: para cuidar al otro, primero cuidarse a uno mismo

.

Es totalmente cierto al 150% ya que, a veces, pues por falta de tiempo podemos caer en estar tan centrado en el otro que dejamos de comer bien y de mantenernos saludables.

.

(Lo que se suele llamar falta de tiempo, en realidad es cuestión de organizar prioridades)

.

.

Cuida tu alimentación, el motor del cuidador

.

.

Y la alimentación, el comer sano y a la vez disfrutar de esa comida y el prepararla es súper importante.

Al fin y al cabo los alimentos son la gasolina (o mejor dicho, la energía renovable) que le metemos a nuestro cuerpo y ha de ser de la mejor calidad.

.

.

No es conveniente tirar siempre de precocinados y comida basura, eso es como circular en reserva o como repostar con gasolina a un coche eléctrico. Sin buena energía.

.

Así que agendar un tiempo para cocinar y  planificar las comidas es muy importante.

.

.

El cuidador ha de cuidarse con ejercicio físico

.

.

Luego está el ejercicio físico, ya que muchas veces el cuidar conlleva esfuerzo físico.

Y si no mantenemos nuestro cuerpo flexible y fuerte pues llegaremos a un punto de malestar en el que pasar por el taller.

Como dicen muchos, el fisio es como pasar por taller. Aunque no debería ser así. ¡¡¡Prevención!!!

.

Prevenir para no llegar al punto de tener contracturas por todo el cuerpo, jodernos la espalda, las tendinopatías, etcétera

.

.

Los fisios también estamos para promocionar la salud y ayudar a las personas en esta prevención.

Se resuelve fácilmente, dedicándole unos 15 minutos a hacer un poco de actividad  y ejercicios adecuados a nuestro nivel físico, para fortalecer y flexibilizar el cuerpo.

.

Así que venga ya, a mover el body!

Como este “T-Rex”, todo es más divertido con un disfraz de T-Rex

via GIPHY

También es importante saber cómo asistir y hacer los cambios posturales sin dejarnos la espalda. A lo “espalda- friendly”: https://www.youtube.com/watch?v=WdPPaDadanU&t=11s

.

.

La comunicación familiar en el cuidado

.

.

Otro punto importante es cuidar y mejorar la comunicación.

Muchas veces ese desgaste no es tanto físico sino ya mental por discusiones, malentendidos y todos estos conflictos.

.

Para ello lo que recomiendo es poner un poco de perspectiva emocional. A veces, en caliente y cuando a alguien le sobrepasa la situación , tiende a decir lo primero que se le viene a la mente.

En estas situaciones solemos desconectar una parte del cerebro. Se desconecta la parte racional y se habla desde el miedo o la parte del cerebro primitiva o reptiliano.

Y nunca mejor dicho porque es cuando salen culebras por la boca.

via GIPHY

Ahí hay que tomar perspectiva, respirar, darnos cuenta de qué ha pasado esto. Bien sea nosotros o al otro.

Parar y tomarnos nuestro tiempo para pensar cómo se podría hacer mejor las cosas en otro momento, cómo podemos hablar y solucionarlo.

.

.

Dejar el pasado atrás

No culparnos porque lo que ha pasado,  pues pasado está. Pero siempre se puede rectificar y admitir nuestros errores y mejorarlos.

Al final al fin y al cabo de los errores siempre se aprende.

Vivir consiste en transitar etapas, algunas pueden ser incómodas, como puede ser el pasar por un proceso de duelo como ya hablamos en este artículo.

.

.

Date un respiro. Deja de ser cuidador unos minutos

.

Luego, otro tema es agendar un tiempo mínimo de ocio, de disfrute.

Para que puedas desconectar haciendo algo que le guste, que le haga sentir vivo o viva y así recargar las pilas este tiempo.

Sea dar una vuelta, leer, pintar, practicar deporte, quedar con amistades, practicar alguna afición…

via GIPHY

Lo que sea, pero un tiempo al día es para ti.  Mínimo debería ser de unos 10 minutos al día.

Algo que se tiende a creer es que es de ser egoísta. Pero ni mucho menos, darse un respiro es atenderte.

Y si no te atiendes y estas bien tú, difícilmente vas a poder trasmitir al otro y a tu familia ese bienestar.

En este post tienes recursos de bienestar familiar e inclusión de proyectos muy tops. También para tiempo de ocio juntos o en solitario.

.

.

Apoyos del cuidador:

.

.

Los respiros también dependen  mucho de los apoyos sociales y familiares.

.

Hay diferentes estructuras de familias. ¿Qué entiendes tú por familia?

Dependerá de ello también si hay más colaboración o menos de la familia, de amigos, de asociaciones , incluso de grupos de facebook o en foros que también aportan soluciones e iniciativas muy chulas.

De si se puede tener o no una ayuda a un asistente, o de las diferentes ayudas por discapacidad.

En definitiva, dependiendo de la situación  habrá más o menos reparto y ayuda.

Lo que sí se sabe es que las emociones compartidas son más llevaderas y que el pedir ayuda cuando se necesita no es de débiles ni de cobardes.

.

Al revés, a veces podemos pensar: “No necesito ayuda, puedo con  todo”

Sí, puede ser, pero y ¿a qué precio?

El dejarnos ayudar y renovar ese aire es imprescindible.

.

.

La perpepción del cuidador del acto de cuidar

.

.

Otro punto es como vemos el cuidado del acto de cuidar.

La palabra “cuidado” viene de pensar atentamente en alguien y darle nuestra atención,  asistirle cuando hace falta cubrir unas necesidades.

En general se da cuando aún la personita, el niño aún  no es independiente o cuando tiene dificultades para mantenerse independiente por sí solo.

En muchas ocasiones, viene debido a cambios en la persona sobre todo en edades ya avanzadas y puede suponer una resistencia a ese cambio.

Ya que hemos visto que la persona antes se ha mantenido independiente ha podido hacer cosas y ahora no.

Eso ha cambiado y es difícil pero a la vez es importante como cuidador /a aceptarlo y asumirlo así.

Con el cambio, la etiqueta de si es bueno o es malo se la ponemos nosotros, pero al fin y al cabo pues también podemos redescubrir a la persona y ver otras habilidades diferentes.

Yo me sorprendo descubriendo algunas habilidades que desconocía antes. El cuidado a veces es un regalo en cuanto a que hace que mantengas más  la atención en esa persona y redescubrirla.

Hay otras personas que lo pueden ver como una carga y todo es respetable mientras que el cuidado sea el adecuado, pero recomiendo ver la parte positiva y enfocarse en ello. Y no centrarse en lo negativo que poco va a aportar .

.

.

Asistir no es sobreproteger

.

.

Aunque la persona necesite ayuda para ciertas cosas, no es recomendable sobreprotegerla sino dejar que sea lo más autónoma posible.

Que haga aquello que sea capaz y quiera hacer. Eso aparte de hacerla sentir parte de la estructura familiar y/o social y darle poder de participación, también nos reducirá cargas de tareas innecesarias.

Por ejemplo, a veces es tan sencillo como pedirle opinión sobre qué quiere para la próxima comida, o cómo quiere vestirse ese día.

Es algo simple pero que aporta muchísimo a la persona y en general a esa buena relación y comunicación.

Supone tener en cuenta sus necesidades y cubrirlas y darle también el derecho a expresarse.

.

.

Ayudas técnicas facilitan la vida al cuidador y a la persona

.

.

Las adaptaciones son lo más tanto para facilitar la autonomía como el cuidado de tu familia.

.

Por ejemplo:

.

  • agarraderas para el baño y para la cama,
  • sillones reclinables que se pueden elevar para que sea más fácil levantarse
  • tapas para elevar el wc
  • suelos antideslizantes
  • muletas, andadores para mayores, trípodes, sillas,  etc (se ha de valorar su utilidad. Depende de la persona y sus necesidades son adecuados o al revés)

De este tema hablaremos más adelante y/o ampliare este post. Esta semana estoy formándome sobre adaptaciones low cost para el cuidado postural.

Estoy contenta, ya que es algo que  quería aprender desde hace tiempo, ya te contaré.

Dime en comentarios si te interesa contenido sobre este tema 😉

.

.

Conclusiones  y a cuidarse, cuidadores:

.

.

  • El cuidado de otros también conlleva tu propio autocuidado.

.

  • Si vemos la situación como una carga, así lo será. Si la aceptamos y nos liberamos de estas creencias y cargas innecesarias, será más fácil

.

  • Será más fácil respetar nuestros tiempos y necesidades y las de la persona a la que asistimos, fomentando la autonomía familiar.

.

  • También será más fácil detectar cuándo pedir ayuda y facilitar ayudas: ayudas familiares, sociales y también ayudas externas (como adaptaciones del hogar o subvenciones por dependencia)

.

  • Cuidar a veces es una oportunidad de poder devolver el amor y la atención que esa persona que hoy la recibe, te dio en su momento y te sigue dando al depositar su confianza en ti.

Ah espera, espera.

Deja abajo algún aprendizaje o consejo que te haya servido y así nos ayudamos entre todos y descarga gratis la guía para vivir sin límites conviviendo con dicapacidad aquí.

Un abrazo!


Imágenes :

Foto de Personas creado por katemangostar – www.freepik.es

Imagen de klimkin en Pixabay 

Foto de Negocios creado por rawpixel.com – www.freepik.es